El programa federal con el que se pretende regularizar a los autos ilegales que ya se encuentran internados en los municipios fronterizos no ha tenido los avances que los ciudadanos esperaban, pues a varios meses de que se anunció y oficializó, las instancias correspondientes no han presentado ninguna novedad.

Este programa fue echo al vapor, aseguró Tomas Cantú, empresario importador de autos usados en esta ciudad, quien explicó que buscan un acercamiento con las tres secretarías federales involucradas en desarrollar el proyecto de regularización masiva de los autos ilegales, para colaborar con el mismo, pues la experiencia recae en quienes por años han vivido de la importación de carros.

“Existe el dicho “zapatero a tus zapatos”, yo reconozco el trabajo que hacen los directivos de las dependencias involucradas pero la experiencia en esto la tenemos nosotros; por toda la frontera existen personas importadores de autos que pueden fungir como asesores del proyecto o simplemente invitarnos a sus mesas de trabajo para que esto salga bien para todos”, dijo.

Agregó que también han sostenido reuniones con la diputada federal Adriana Lozano Rodríguez para solicitarle que gestione la inclusión de los importadores de autos en las mesas de trabajo que ya deben estarse desarrollando en torno a este programa que ya fue ventilado por el propio presidente de la república Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Aclaro que el proyecto por ningún motivo afectará los intereses de la industria automotriz, ya que el recurso que entre al país por concepto de la regularización masiva, apoyará en la economía de cada municipio beneficiado por este programa.

Deja un Comentario