Los protocolos de retorno a las aulas deberán implementarse cuando el semáforo esté en verde y serán solo 10 escuelas las que arrancarán con un programa piloto.

Con el fin de evitar la propagación del virus Cóvid-19 entre los niños de Matamoros, el sector educativo plantea una serie de opciones y protocolos a seguir para este posible a regreso a las clases presenciales, donde se destaca que los planteles donde se aterrice el plan piloto sean aquellos del medio rural.

Cesar Noé Garza García, coordinador de la sección 03 perteneciente a la sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en Matamoros, aclaró que esto es solo un proyecto y que no se implementará hasta que la Secretaría de Educación Pública lo acepte como un factor viable de ser aplicado.

Aseguró que el plan es elegir a 10 escuelas del área rural para sean ellas quienes lleven a cabo las clases presenciales pero de forma intercalada, es decir, los grupos deberán presentarse en diferentes días y horarios, y solo una cantidad pequeña de alumnos por grupo y grado.

“Se determinó que fuera el área rural porque es donde mayor problema hubo en la conexión de los niños y los maestros y lo que  se busca es que los maestros retomen sus clases con aquellos alumnos que tuvieron poca o nula participación durante las clases a distancia; tal vez esos niños tendrá que ir a la escuela de lunes a viernes en diverso horario y los niños que si se conectaron irán solo los viernes, aún estamos viendo eso”, dijo.

Explicó que todo esto es una forma de estar preparados para cuando el semáforo epidemiológico esté en verde y que la totalidad, o de perdido el 95 por ciento de los ciudadanos estén vacunados contra el Cóvid-19, lo que dará a los alumnos una mayor certeza de protección contra el virus que ya cobro la vida de 600 niños en toda la república mexicana.

Deja un Comentario