La presencia en Matamoros de los extranjeros provenientes de Haití no representa una posibilidad de que se genere un segundo campamento migrante pese a que se espera la llegada de más de 2 mil personas oriundas de ese país.

Juan Sierra Vargas, titular de la casa del migrante en esta ciudad explicó que esas personas tienen un permiso expedido por el gobierno federal para transitar libremente por México durante el tiempo que lo indique su documento, mismo que además, les permite buscar un trabajo y rentar una casa.

Mencionó que Matamoros no cuenta con las condiciones necesarias para albergar a los miles de haitianos que planean llegar hasta la frontera con Estados Unidos a través de Matamoros, ya que si se unen los cuatro albergues más grandes de la ciudad solo podrían darle cabida a 700 personas cuando mucho.

“Son ya muchos haitianos los que han estado llegando a partir de mes de mayo o un poquito antes se hizo ver la presencia de ellos que vienen de Tapachula y meses anteriores vino mucha gente de Baja California, Tijuana específicamente; la mayoría de ellos traen un permiso que les permite el tránsito, ellos traen permiso de estar en México y por ende de trabajar”, dijo.

Expresó que su estatus en México no es de migrante sino de asilados, y eso les permite subsistir legalmente en el país para evitar que se forme nuevamente un campamento de migrantes como el que se acaba de disolver en las márgenes de rio Bravo, justo antes de llegar al Puente Internacional “Nuevo” Matamoros-Brawnsville.

Deja un Comentario